•  
  • Betreff

    Nuevo enlace de ir e irse

    Quellen


    © Justo Fernández López

    FORO DE CONSULTAS - ARCHIVO



    Mucho le agradeceré me indique la diferencia entre el uso del verbo "ir" (no reflexivo) e "irse"(reflexivo), ¿cuál es la forma correcta en el uso de cada uno? y ¿cuándo se usa cada uno?.

    ¿Cuál es la diferencia que hay entre estas dos oraciones?:

    "voy a la escuela" y "me voy a la escuela".



    Empecemos aclarando un poco la terminología gramatical:

    En realidad, no existen verbos reflexivos, sino oraciones o construcciones reflexivas que se caracterizan por la presencia de un pronombre reflexivo (me, te, se, nos, os, se) y en las que el sujeto es al mismo tiempo el objeto o el beneficiario de la acción del verbo: La madre se lava (a sí misma). La madre se lava la cara (lava su cara). Los verbos usados en las construcciones reflexivas pueden usarse también en oraciones no reflexivas: La madre lava al niño. La madre le lava la cara al niño.

    Los verbos que aparecen acompañados de un pronombre o clítico sin función de complemento del verbo, reciben el nombre de verbos pronominales. El pronombre forma parte del verbo y no puede ser sustituido por un sintagma nominal: Imaginarse algo > Me imagino algo; pero no se puede decir Me imagino algo a mí mismo. Hay verbos exclusivamente pronominales, es decir, que no se pueden emplear sin el pronombre: arrepentirse, quejarse, vanagloriarse (no existe el verbo *arrepentir, *quejar, *vanagloriar). Y hay muchos verbos que presentan una forma no pronominal y otro pronominal, con diferencia de matices en el significado: ir / irse, marchar / marcharse, dormir / dormirse, clasificar / clasificarse, etc. Los efectos peculiares de sentido de los verbos con alternancia pronominal pertenece al léxico y no a la sintaxis, al diccionario más que a la gramática. El Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española (RAE) emplea para los verbos las abreviaturas: tr. (transitivo), intr. (intransitivo) y prnl. (pronominal), U. t. c. prnl. (usado también como pronominal).

    «El Diccionario de la Real Academia Española califica como pronominal a todo verbo o acepción que se construya en todas sus formas con pronombres reflexivos. “Hay verbos exclusivamente pronominales, como arrepentirse. Otros adoptan determinados matices significativos o expresivos en las formas reflexivas: caerse, morirse, frente a las formas no reflexivas: caer, morir”. La calificación de reflexivos, que el mismo Diccionario aplicaba antes uniformemente a estos verbos, no era propia para todos estos matices significativos o expresivos. En cambio, la de pronominal, aunque atiende únicamente a la forma, abarca los significados reflexivos y los que no lo son.» [RAE: Esbozo de una nueva gramática de la lengua española. Madrid: Espasa-Calpe, 1973, § 3.5.4e]

    En el Glosario de términos lingüísticos, del Diccionario panhispánico de dudas (DPD) de la RAE (2005), bajo Verbo no aparece verbo reflexivo, sino verbo pronominal; reflexivo se aplica solamente a la oración:

    «reflexivo -va. Se dice de la oración que expresa una acción que recae sobre la misma entidad designada por el sujeto: Ayer me lavé el pelo; El culpable se suicidó. Son reflexivos o tienen valor reflexivo los elementos lingüísticos que aportan este sentido a la oración, como los pronombres personales que, funcionando como complementos del verbo, tienen como antecedente al sujeto de la oración: Se lavó las manos antes de comer; Me sumergí en el río; Piensas demasiado en ti mismo.» [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 769]

    «verbo pronominal. El que se construye en todas sus formas con un pronombre átono que concuerda con el sujeto y que no desempeña ninguna función sintáctica oracional. Algunos verbos son exclusivamente pronominales, como arrepentirse o vanagloriarse, y otros adoptan determinados matices significativos o expresivos en la construcción pronominal, como caerse o morirse, frente a caer o morir.» [RAE: DPD, p. 771]

    En la lingüística actual, clítico suele usarse para hacer alusión a ciertas unidades gramaticales átonas cuyo funcionamiento se aproxima al de los afijos, como son las tradicionalmente llamadas formas pronominales átonas del pronombre personal: me, te, se, nos, os, se, le, les, lo, la, los, las.

     

    Usos de ir e irse

     

    «La afirmación, sin más, de que este verbo puede ser o no pronominal es claramente insuficiente, porque hace pensar en un uso opcional del pronombre en cualquier circunstancia, lo cual no es cierto. Pensemos, como primer ejemplo, en una situación muy simple: si alguien que está en una reunión se marcha y quiere referirse sólo a ese hecho, tiene que decir obligatoriamente Me voy y no Voy; si quiere usar esta última forma tendrá que decir algo así como Voy al jardín, Voy a salir, etc. Esto nos demuestra que no existe la opcionalidad total y nos hace ver la necesidad de encontrar el criterio diferenciador.

    La forma simple se relaciona fundamentalmente con el complemento de destino, con el “a donde”; la forma pronominal, por el contrario, se relaciona sobre todo con el complemento de origen, con el “de donde”. Por otro lado, la forma simple es la más “neutra” (la “no marcada”), de modo que en los casos en que el verbo queda reducido a la pura expresión del movimiento y las ideas de destino y origen se diluyen, sólo puede usarse ella.» [Molina Redondo, José A.: Usos de „se“. Cuestiones sintácticas y léxicas. Madrid: SGEL, 1990, 47-48]

    a) se usa únicamente la forma no pronominal ir

    Cuando ir se emplea como verbo casi auxiliar para formar perífrasis verbales:

    Voy a estudiar para el examen.

    El enfermo va mejorando.

    Va deprimido.

    Hay casos en los que ir no forma perífrasis verbal con el infinitivo y mantiene su sentido pleno:

    Voy a comer. [‘me dispongo a comer’]

    En los ejemplos siguientes, el pronombre átono forma parte del infinitivo y no del verbo ir:

    Me voy a duchar. [‘quiero ducharme’]

    Se va a casar. [‘tiene la intención de casarse’]

    b) su usa únicamente la forma no pronominal ir

    Cuando prevalece la idea de destino, ya sea de forma explícita o implícita.

    –¿Adónde vas? –A casa.

    Hace tiempo que no voy al pueblo.

    Este fin de semana vamos al campo.

    Este verano he ido poco a la playa.

    Ejemplos en los que la idea de destino no está expresa:

    –Que te llaman al teléfono. –¡Ya voy!

    –¿Puedes venir un momento? –Voy enseguida.

    –¡Niños, a comer! –¡Y vamos!

    c) su usa únicamente la forma pronominal irse

    Cuando solamente importa o lo que prevalece es la idea de origen o lugar del que se parte o se abandona. El complemento de origen puede no estar expreso, por ejemplo, se puede sobrentender “de aquí”:

    Bueno, yo me voy. [‘me voy de aquí’]

    Me voy a comer. [‘me voy de aquí, tengo que ir a comer’]

    Se fue de casa con quince años. [‘abandonó la casa de sus padres’]

    Ya se va el verano. [‘se termina el verano y viene el otoño’]

    d) su pueden utilizar indistintamente las dos formas ir / irse

    Cuando se neutraliza la diferencia o cuando es indiferente poner el énfasis en el punto de origen o en el de destino.

    Mañana voy a Madrid. / Mañana me voy a Madrid.

    Estas vacaciones iremos a Galicia. / Estas vacaciones nos iremos a Galicia.

    Cuando el movimiento indica una falta prolongada del lugar de origen (como cambio de residencia, traslado, etc.), se usa la forma pronominal irse que pone el énfasis en el lugar que se abandona:

    Cuando termine el contrato con el club, me voy.

    Me voy de la Universidad, no voy a seguir estudiando.

    «Con el verbo ir, hay una distinción semántica clara entre la forma no pronominal ir, que implica un complemento preposicional de dirección, explícito o sobreentendido (Laura fue al hospital) y la forma pronominal irse que no requiere un complemento de dirección; así Daniel se fue, se interpreta como “Daniel dejó un lugar” (p. ej. su casa, el bar, etc.) y Daniel se fue al hospital se interpreta como “Daniel dejó un lugar para ir al hospital”. En cualquier caso, muchas de las formas pronominales con verbos intransitivos aparecen totalmente lexicalizadas, por lo que es muy difícil delimitar qué es exactamente lo que aporta la presencia del pronombre reflexivo al significado del verbo.» [Mendikoetxea, Amaya: “Construcciones con se: medias, pasivas e impersonales”. En: Bosque, Ignacio / Demonte, Violeta (eds.): Gramática descriptiva de la lengua española. Madrid: Real Academia Española / Espasa Calpe, 1999, § 26.1.1.3]

    Ejemplos de dichos y frases hechas con irse / marcharse:

    irse a pique / irse al garete ['naufragar, fracasar']

    irse con la música a otra parte / marcharse con la música a otra parte ['alguien se está haciendo algo molesto en un lugar y debe marcharse a otro, como si se tratara de un músico ambulante']

    irse de la lengua ['hablar más de lo debido']

    irse de rositas ['salir beneficiado de una situación en la que lo merecido sería un castigo']

    irse por los cerros de Úbeda / marcharse por los cerros de Úbeda ['perderse en divagaciones innecesarias', 'salirse del tema que se está tratando']

    írsele a alguien el santo al cielo / marchársele a alguien el santo al cielo ['despistarse; perder la atención u olvidarse de algo']

     

    Kommentar
    Hola a todos los foristas que tienen un problema con el uso de ir e irse. Espero que con este enlace quede todo más o menos claro.

    Un saludos a todos
    Verfasserblancaluna17 Okt. 09, 19:28
    Kommentar
    Spickzettel?
    #1Verfasser17 Okt. 09, 21:52
     
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  
 
 
  • Pinyin
     
  • Tastatur
     
  • Sonderzeichen
     
  • Lautschrift
     
 
 
:-) automatisch zu 🙂 umgewandelt